Nosotros y nuestras casas

No es lo mismo vivir en una pocilga que en una casa bonita, aunque sea pequeña o esté decorada con muebles de la basura. Tampoco es lo mismo ir de vacaciones a las Islas Cíes que a Torremolinos. Y es muy distinto sentarse en un banco al lado de la M30 a comerse un bocadillo que hacerlo debajo de un árbol en un parque bonito.

El entorno, las cosas que nos rodean importan mucho y diría que hasta forjan nuestra personalidad. Es muy distinto ser personas sensibles que bestias pardas.

No es lo mismo una casa que huele bien, en donde te reciben con música y velas que una casa en donde te reciben con el “First Dates” puesto y el baño sucio. No es igual.

Viendo la casa de una persona, por dónde se mueve, o el cuidado que pone en rodearse o no de cosas bonitas, agradables o que simplemente le gustan podemos tener una imagen bastante clara de cómo es una persona.

Pero lo cierto es que hay personas sin emoción estética ni mala ni buena. Lo mismo les de ocho que ochenta. Jamás miran la belleza de las cosas o el entorno, no miran más que la “utilidad” de las cosas o para que sirven. Les señalas un atardecer y te dirán “ah, si” pero no lo pueden percibir en toda su dimensión justamente porque nunca se han fijado en él. No les sirve para nada.

Una amiga dice que a la hora de encontrarse con alguien no es necesario tener el mismo nivel cultural si no la misma sensibilidad. Estoy absolutamente de acuerdo.

Todo esto viene al caso porque creo firmemente que nuestras casas son fiel reflejo de nuestra personalidad. No hay halago que me guste más que cuando alguien viene a mi casa me diga que es “como yo”.  Supongo que de eso se trata.  No es para nada una casa cool ni decorada a la moda, y está todo bastante roto y desorganizado, con montones de cosas que recojo hasta de la calle, pero es justo como yo. Un fiel reflejo de mi personalidad.

unnamed (6)

Cuando voy a las casas de los demás me encanta descubrir en ellas cosas que ya se de sus dueños o quizás hacer algún descubrimiento nuevo. Me fijo en los libros (si los hay) en las fotos, en los cuadros u objetos que cuelgan en las paredes, lo que hay en las mesillas de noche, cómo de ordenadas están las neveras, qué tipo de toallas hay en el baño… Por las casas se puede descubrir si una persona tiene algo o nada en la cabeza, si es viajera o no, si le interesa algo o no, si es ordenada, o cuidadosa, egoísta, cariñosa o detallista.

En general me tranquilizan las casas con música, plantas, animales, flores, fotos y libros. Y me provocan desconfianza las casas en las que por ejemplo no hay un solo recuerdo personal; una foto, algo de algún viaje, un dibujo de un hijo, algo vivo…Hay algunas que parecen permanentes apartamentos turísticos.  Cualquier persona podría ser su dueño, de tan impersonales y frías.

Normalmente me encantan las casas “vividas” y tengo fobia a los ambientes minimalistas y fríos, pero vamos, que eso sí que es absolutamente personal. Prefiero lo cálido y acogedor a lo moderno sin vida.

unnamed

Hace meses un amigo me contó que tuvo una cita que en principio no iba mal…La chica era normal, divertida y conversación, pero cuando llegaron a su casa parece que tenía una pequeña obsesión. La casa estaba dedicada íntegramente a Hello Kitty no un poco, todas las habitaciones. Yo la verdad no me imagino hacer guarradas con Hello Kittys mirándome desde todos los rincones, supongo que a él le pasó lo mismo. Huyó despavorido.

unnamed (1)

Todo esto viene al caso por algo que me sucedió hace unas semanas, como no.  En una de mis citas Tinder conocí a una persona que no estaba mal. Encajamos bastante bien y nos divertíamos. Nos vimos unas tres veces de cañas, vinos y tal hasta que la cuarta vez me propuso ir a su casa. Previamente me avisó de que la tenía bastante desordenada y era muy pequeña, pero claro, yo jamás hubiera esperado la pocilga que me encontré después.

No soy una persona ni escrupulosa ni mirada con esas cosas. He estado en muchísimas casas desastrosas, para empezar la de mi propia madre, en casas sin poner, en casas de estudiantes, casas frikis…de todo. Pero tengo que reconocer que cuando entre en esa casa se me cayeron literalmente las bragas. Nunca en cuarenta y tantos años había visto cosa igual.

unnamed (2)

El sitio estaba por Tirso de Molina, en pleno Rastro. Cuando me abrió la puerta tuvo que quitar de en medio un tablero que obstaculizaba la entrada a la casa. Olía muy raro, como a cerrado. Se ve que no la ventilaba mucho.

Nada más entrar, a parte de quedarme flipada,  me encuentro con una habitación muy pequeña, de unos diez metros cuadrados con la cocina incorporada. Todo estaba que se caía. No había ningún tipo de adorno. Nada en las paredes. Había montones de libros y papeles tirados por el suelo. Los estores que colgaban de una de las ventanitas estaban negros de roña. No se habían lavado en años. En otra de las ventanas una funda de almohada hacía las veces de cortina.

Me hizo sentar en un sofá que dijo que también era su cama. Luego entendí por qué.

La casa tenía una habitación más. Me la enseñó. O más bien trató de enseñármela porque no pude ver mucho. Todo eran montañas de ropa que subían desde el suelo casi hasta el techo Había una litera pero no se veía, tapada por los kilos de ropa.

Lo más cachondo de todo es que se suponía que ese día, como iba a tener visita “había ordenado”.  No había un equipo de música, una planta, una tele…Nada más que un ordenador. La música que tenía era el Youtube puesto en bucle. Se me olvidaba decir que me recibió en zapatillas de estar por casa, de esas de cuadros.

unnamed (8)

Me dijo que su plan ideal o como más a gusto estaba era encerrándose ahí durante tres o cuatro días sin salir a la calle para nada, nada más que componiendo su música (era músico).  Pensé que si me dejaran allí simplemente uno yo me cortaría las venas. No pude imaginarme como alguien con un trabajo creativo para el que se necesita estar en un entorno inspirador podía crear algo en una cobacha como aquella.

 

No se trata del dinero (que además este lo tenía) se trata del cuidado por las cosas. Una persona de cuarenta y cinco años que es capaz de vivir así ¿qué tipo de personalidad esconde? Una persona que no ve que vive rodeado de fealdad, mierda y desorden desde luego no es para mi. Que cada uno viva como quiera, faltaría más,  pero que se lo quede otra.

unnamed (7)

Se me olvidó comentar que él me había invitado a cenar. La cena consistió en un envase de jamón que sacó allí mismo delante de mi y puso en un plato y en distintos quesos también dentro de cajas que fue poniendo encima de la mesa.  También había pan de molde. Para colocarlo todo tuvo que organizar el caos que reinaba en la mesa.

Al día siguiente le dije que “lo nuestro” no podía ser.  Más o menos fue así de radical. Mantuvimos una larga charla telefónica para que lo entendiera.

De no haber visto su casa probablemente hubiera continuado quedando con él. No me explico como mirando donde y cómo vivía se le pasó por la cabeza llevar a alguien allí.

¿Y vosotras? ¿Le hubiérais vuelto a ver? ¿Os ha pasado alguna vez algo parecido? ¿cuál es la casa más cochambrosa en donde habéis estado?

*¨Las fotos son rinconcitos de mi casa: mi preciosa librería, mi cocina rosa, mi gata de verdad y mi puma de madera, mi niño Jesús antiguo…en fin.

******PD/ Aprovecho para deciros que me he estrenado en Instagram y de momento, estoy dándolo todo!!!! (@carlotavaldess) Seguidme porfis

 

 

 

2 comentarios sobre “Nosotros y nuestras casas

Agrega el tuyo

  1. No y rotundamente no. Has hecho lo que te pedía el cuerpo que era no volver a quedar con ese..personaje sucio y deprimente.
    Pareja a cualquier precio Noooo….hay cosas por las que no merece la pena ni siquiera luchar, y es un gran logro tener el valor de afrontarlo.
    Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista, enseñamé tu casa y te diré cómo eres.
    Ánimo y a por otra aventura.. 😙

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: