Pequeño abecedario del amor, el sexo y los transtornos

25 Sep

A

anormal, lo que son el sesenta por ciento de los tíos que conocemos y que no saben ver lo que tienen delante. También usado para jef@s y compañer@s de trabajo.

B

Bondage: eso de que te aten está bien si luego saben lo que hacer contigo y no te dejan como un pollo bridado. Para atar por atar, mejor nos quedamos sueltas.

Buena persona: esos son feos así que no nos interesan

882571440367716-abecedario

C

cabronazo: especímen que eleva a los más altos niveles de excitación a las mujeres (las gilipollas, y también las listas). Un valor seguro.

Clítoris: esa cosa que algunos tratan como si fuera el botón de un telefonillo y otros como el plato de mezclas de un DJ

Caña: lo que nos gusta que nos den a algunas en cucharadas soperas.

Culo (dar por) Algo que a ellos les gusta mucho, en sentido literal y figurado y casi siempre por ese orden.

Cistitis: enfermedad que nos da a muchas cuando nos “pasamos de rosca”

D

Divertido: algo que los tíos están hasta los cojones de escuchar como requisito de las mujeres. Ya me lo dice mi ex..”qué manía con que seamos divertidos. Que se compren un mono”

Deseo: quererte tirar a alguien. La clave de todo esto

E

Enamorarse: andar como un vegetal por la vida para que luego pasen dos cosas: o que te den por culo o darlo tú o para tener hijos o todo junto.

Escuchar: poner el oído, entender y asimilar lo que te dicen. Más complejo de lo que parece.

Empotrador: uno que no te va a poner una alcayata en casa ni te va a acompañar al súper.

F

Follar: algo imprescindible para la vida humana y que es bastante guarro y te hace sentir un poco perro o perra si lo piensas mucho. No confundir con “hacer el amor” que es menos guarro y te lo hace quien te quiere, como su propio nombre indica. Quien te quiere te puede follar y hacer el amor, quien no te quiere solo te puede follar y luego ya si eso joder.

Follamigo: uno que no tiene la más mínima intención de ser tu amigo pero si de follarte y follarse a otras al mismo tiempo. Un jeta de los de toda la vida, vamos.

G

Gemir: algo que pocos hombres hacen y francamente, me llama la atención. En cambio les encanta que nosotras lo hagamos. Hay que ser muy escandalosas, pero mucho. Y ellos son muy silenciosos, pero mucho.

Gañán: alguien realmente bruto. Los hay a patadas y aquí en el área metropolitana aún más. Uno que te pone la tele en una cena romántica, por ejemplo.

Gatillazo: cuando se les queda como una longaniza fresca pero ellos hacen como si no pasase nada hasta que dices esa frase despiadada: “es que no LA noto”

H

Hombre: en el sentido amplio del término algo bastante difícil de encontrar hoy en día. Casi tanto como encontrarte un unicornio en la Gran Vía

abecedario

I

Interesante: son las personas que reúnen un conjunto de cosas que molan, de las que uno o una puede aprender algo.

J

Jíbaro (cabezas de). Lo que haríamos con algunos ex-novios si pudiéramos: arrancarles la cabellera.

K

Kamikaze: somos nosotras cuando nos relacionamos con según que personas.

L

Librarte de alguien: lo que hay que hacer cuando él la tiene de menos de 9 cm o no tiene libros en casa.

Libro:

cosa con hojas que requiere una mínima concentración y que no hay en casi ninguna casa no vaya a ser que haya riesgo de leerlo.

LL

Llamar: eso que ya no se hace desde que ha a aparecido en nuestra vida el puñetero Whatsaap

Llorar: eso que se hace pelando cebollas y cuando te rompen el corazón.

N

No: Esa palabra que nos cuesta decir tanto a algunas

M

Mamada: es como la carrera de Medicina, nunca se acaba de aprender bien la técnica y hay que estar continuamente reciclándose. Siempre se puede mejorar. Es el salvoconducto hacia casi todo lo que queráis conseguir de un tío (sí, lo se, una frase muy machista)

Malrollo: lo que te da al despertarte con alguien que no te ha tocado en toda la noche.

Ñ

Ñoñerías: todas esas cursiladas que nos encanta que nos hagan: notitas, corazoncitos en los espejos, florecillas…

O

Odiar: lo que solemos hacer con la gente que hemos querido. A veces cuanto más odias, más quieres follarte a alguien. Es cosa curiosa.

Orgasmo: esa cosa que no se puede describir…un mini fundido en negro del cerebro, como dicen los franceses, la petite morte. Hay que exigir al menos tres para que un polvo merezca la pena. Uno es una miseria. Es como si te dan un plato de jamón ibérico y sólo te dejaran comer una loncha…qué lástima que más a menudo que lo que deberíamos tengamos que mendigarlos en plan “dami argo”.

abecedario-2-pblog-1

P

Paleto: especie bastante abundante. Todavía a estas alturas de siglo una puede dar con alguien que pasa de los 30 y no sabe abrir una botella de vino (pongo por caso) o alguien que pasa de los 40 y no ha aprendido aún a tratar a una tía.

Polla: palo o palito de carne que crece (a veces) y sirve para follar y sobre el que gira todo el universo masculino. Conviene verla cuanto antes. Es como el carácter. Luego no se puede cambiar. Por eso si estáis dudando entre si acostaros o no con alguien en la primera cita, hacedlo. Hay que ver el percal el primer día.

Pre-novio: alguien que dentro de un mes será tu novio.

Q

Querer: una cosa bastante guay cuando te pasa. Siempre me he planteado la eterna pregunta: ¿qué es mejor, querer o que te quieran?

R

Romántico: así se ponen algunos cuando babean por nosotras. No me gusta mucho, la verdad, que un hombre diga que es romántico; me lo imagino como un blandengue con las manitas pequeñas y que seguramente follará mal.

Resaca: estado en el que sólo te apetece follar, comer Cuartos de Libra con Queso y Cheetos y beber champán o cerveza.

Recuerdos: algo poco práctico que no sirve más que para hundirnos en la miseria y que nos den ataques de nostalgia.

Roncar: algo que nunca debe hacer la persona de la que te enamores. Las buenas personas suelen roncar, pero esos ya dijimos que no nos interesaban, que eran feos.

Rácano: casi “tan peor “como tenerla pequeña es ser un rácano con la pasta y que eso se note en las primeras citas. Esos que te cogen los 6.50 del cine, por ejemplo..

S

Sucio: alguien que después de follar te dice “No me ducho que ya me ducharé en mi casa cuando llegue”…y luego se sienta a desayunar.

Sexy: especie en peligro de extinción ya que debe combinar el irresisitible atractivo sexual con el irresistible encanto intelectual.

Silencio: Es no decir nada o decirlo todo. Algo que mola cuando estás bien con alguien y es francamente incómodo cuando estás mal.

T

Teta: parte del cuerpo femenino que ellos definitivamente no han aprendido a manejar y que muchos pasan absolutamente por alto. Solo las quieren para mirarlas.

Trío: fantasía sexual por excelencia y que espero hacer antes de palmarla y mejor que vaya siendo ahora o me echarán del la Residencia.

V

Vino: sustancia que hay que beber cuando no tienes claro si alguien te gusta poco o regular. Con media botella puede pasar a gustarte regular o mucho.

Vida: lo que pasa en dos días

Víbora: lo que somos unas con otras

W

What? En inglés. ¿Qué te haga qué?

X

Xanax: medicina para los ataques de ansiedad que nos provocan los tíos.

Y

Yuyu: lo que te da al ver a alguien desnudo cuando ya no puedes hacer nada.

Lo que te da al ver a una persona pululando por tu casa que no quieres que esté ahi.

Yayo: lo que parecen algunos tíos setas que parece que vienen de serie con el sofá, la peli y la birra.

Z

Zorra: lo que hay que ser para triunfar: manejanta, taimada, mala, lianta y a ser posible estar buena.

 

**Este post va dedicado a mis “visitas” del otro día: María José, su hermana y todas mis lectoras de Munich y Cintia y su novio (que no dijo cómo se llamaba). Me hizo mucha mucha ilusión que vinierais a verme!!!!

La vida secreta de Carlota

18 Sep

Con todo lo que hablo y he hablado en este blog de tíos, de novios, de follamigos..de cosas muy íntimas, la verdad pero pocas veces hablo de MI. Pues bien, esta va a ser una de esas extrañas veces que os contaré algo de mi por si acaso os sirve de inspiración o para pensar que estoy chalada o lo que sea.

El caso es que llevaba cinco años en un trabajo que no me gustaba, en el que me pagaban bien pero del que yo no me iba a ir jamás (precisamente porque me pagaban bien). Más concretamente trabajaba en una revista del corazón llevando la web  -Y si, estaba como un pulpo en un garaje- En diciembre tuve la mala o buena fortuna de que me pusieran de patitas en la calle por segunda vez en cuatro años. 

Los días después de un despido son muy desconcertantes, una se queda un poco en plan ¿y ahora yo que hago? Bueno pues yo solo sabía una cosa: que ya no quería “más de lo mismo” y que quería poner punto y final a veinte años de carrera profesional, que en mi caso ha sido la del periodismo digital. Nunca supe muy bien que significa “carrera profesional” y para qué sirve exactamente lo que sabia es que jamás, que nunca más, ningún empresario chungo me iba a largar a la puta calle sin merecerlo otra vez. A menudo nos dejamos la piel en los curros y no hay que dejársela. No hay que enrabietarse, no hay que pelear tanto, no hay que dar de más. Hay que hacer lo que sea y punto. “No pienses, ejecuta”, qué frase más sabia que me dijo una vez uno de mis jefes. El que crea que en el trabajo está la felicidad está poniendo sus miras en algo francamente inestable y que además no depende de él o ella.

Siempre que me dejan o siempre que me echan hago un viaje. Y esta vez caí en Londres. Y de Londres volví con la idea de lo que sería y es mi nuevo trabajo y mi nueva vida. Veréis cuando a uno le plantean este tipo de preguntas: ¿Qué te ves haciendo dentro de 20 años, cuál sería tu trabajo ideal? Yo siempre me imaginaba que tendría una tienda y pasaría el día leyendo, escribiendo y escuchando jazz. Exactamente lo que hago ahora.

Pues bien; volví de Londres con la peregrina idea de montar una tienda. Y eso fue lo que hice. Sin pensarlo mucho (para no echarme atrás) me puse a ello como si no hubiera un mañana. Encontré el lugar perfecto en Malasaña una tarde lluviosa de enero y a partir de entonces me zambullí de lleno el el proyecto: obras, licencia, decoración gitana a mi estilo, proveedores…todo sin tener la más mínima idea del mundo de los negocios…ni creo que nunca la llegue a tener. Nadie me dijo que estaba loca, mi familia me apoyó y eso supongo que me ayudó a  atreverme a cambiar de vida. Y realmente he cambiado de vida. Hoy soy mucho más feliz, estoy mucho más tranquila pero no tengo dinero. Es como lo de los tíos que hay que elegir entre que tenga coco o que folle bien, todo no se puede. Esto lo mismo: lo que te da pasta no te gusta y lo que te gusta no te da pasta. Todo no se puede. Yo parece que he elegido opción follar y opción  ser pobre. Vamos, que no aprendo.

Lo cual me hace pensar en que a veces equilibramos muy mal nuestra balanza y damos mucha importancia a cosas que no la tienen como el “dinero” o la “carrera profesional” que la verdadera paz y felicidad es a veces llegar al convencimiento de que estás haciendo lo que tu yo más profundo desea. Just do it, como decían los otros.  Mi “carrera profesional” me ha servido para una de las cosas qye me ha hecho y me hace más feliz: para viajar. Ahora lo se.

Se me olvidó que cuando faltaban unas semanas para abrir mi tiendita, mi novio decidió dejarme tirada (si, justo cuando más le necesitaba) pero bueno, en ese momento me cagué en todos sus muertos, ahora lo agradezco.

Para que entendáis todo este flipe que tengo con mi nuevo trabajo hay que ver la tienda. No se cómo me salió así pero simplemente me salió.  Nadie se quiere ir de aquí. Es un sitio que transmite una paz difícil de explicar. Hay que verlo.

Muchas veces, muchísimas me hago la pregunta: “¿pero por Dios qué he hecho?” pero la verdad es que los cambios son así, no hay vuelta atrás. La respuesta es simple: “Hice lo que pude” “Hice lo que por primera vez me dio la gana” “Hice la locura de mi vida”.

Y mi tienda es…..de TE (si, sí como lo oís) Ya me gustaba mucho pero tuve que ponerme a empollar y lo hice. En realidad todo se puede aprender y hacer. ¿Lo malo? Las nueve horas que paso aquí delante de mi enorme ventanal, los dos niños que tengo “abandonados”, los sábados y domingos de curro,  los días de no vender nada, el no tener dinero, el ser una autónoma puteada..¿lo bueno? las charletas con los clientes,   la cantidad de hombres que se conocen, un libro a la semana, las tardes escuchando a Billy Holliday y Charlie Parker, mi paz, mi calma, regar mis plantas, mis paseos por Malasaña por la mañana, mis sandwiches grasientos en El Palentino, mis Menús Infantiles en el McDonald´s …esas son las cosas que ahora me hacen feliz. Mañana no lo sé.

IMG_0231.JPG

IMG_0183.JPG

IMG_0885 (1).JPG

IMG_0117.JPG

IMG_0740 (4).JPG

img_0787-1

img_2308

IMG_2289.JPG

 

IMG_0120.JPG

IMG_2162.JPG

IMG_0937.JPGimg_0113

img_2201

Así que ya sabéis, ahora todo el que quiera puede conocer a Carlota en carne y huesos. Si os identificáis como lectores de este blog tendréis por supuesto una atención especial en forma de ya veré qué. En serio, me haría mucha ilusión que alguno de los seguidores de este blog os pasarais por aquí.

Mi tienda está en Malasaña, en la plaza Carlos Cambronero al lado del restaurante La Micca de Pez y se llama CAMELIA…podéis ver el Instagram @cameliatea  y la web en http://www.cameliateashop.com

Mis cosas favoritas del verano

24 Jul

-Hundir los cinco dedos en una sandía

-Comer una rodaja de melón con las manos y que el líquido me chorree por la boca

-No ducharme después de la playa, acostarme con la sal pegada y el pelo enmarañado

tumblr_inline_n7ocn8mmVa1rmiusb

-Ir sin ropa interior

-Abrir el congelador y que haya hielo

-Comer helado a todas horas, incluso de comida

-El sexo a la hora de la siesta cuando hace mucho muchísimo calor

-Las terrazas de barrio

-Las aventuras que me esperan

-No leer en la playa

banco-de-peces-de-colores-en-un-arrecife-de-coral-en-el-mar-rojo_galeria_principal_size2

-Los bocadillos de boquerones en vinagre

-La manga riega “que aquí no llega”

-Los vecinos que dan de comer al gato

-Chupar la cabeza de un carabinero

-Las polillas, las hormigas, las cucarachas, los grillos..

-La zona de refrigerados del supermercado

-Las buganvillas

-Las sombrillas volando, los sombreros volando…

tumblr_nhrc35vtzd1t7a7xao1_500

-Emborracharme con ganas y premeditadamente

-Chuparme el brazo y saber a sal

-Pasear por un Madrid vacío a las tres de la tarde mientras me zumban los oídos del calor

-La felicidad de un aeropuerto

-Llegar a un sitio nuevo al caer el sol

-Ir en barco, en lancha, en barca, en kayak..flotar

-Ir a lo profundo

-Hacer el muerto en el mar

tumblr_m2l7b5BZQe1rtz9dso1_500

-Buscar cosas: conchas, peces, senderos, playas, amantes..

-El cine de verano y las pipas

-Un volante que quema, una mirada que quema

-La marca del bañador

-El olor a coco de la crema solar

-Las plantas siendo regadas, los aspersores que me riegan a mi

-Las ventanas abiertas con las películas puestas

tumblr_lhkr4b97ul1qgekuzo1_500

-Estar tan lustrosa y morena que den ganas de sacarme brillo

-Las persianas bajadas para que no entre el sol

-El puto niño que salpica en la piscina

-Las casas vacías que huelen a limpiamuebles esperando a sus dueños

-Chupar un limón, exprimir limones, oler a limón

-Los taxis de noche con las ventanas abiertas

-Las toallas de playa bailando colgadas de las terrazas

-Acariciar la arena y dejarla caer lentamente de la mano imaginando que cuento los granos

tumblr_nu9ktruRU81qfcut3o1_500

-Los abanicos y quien los lleva

-Las tormentas de verano

-El sol implacable

-La arena ardiendo

-Las chanclas olvidadas

 

Sucedió una noche

8 Jul

Siempre he sido una persona a la que le pasan muchas cosas curiosas, aventuras..pero creo que no es por casualidad. Es porque yo “me las busco”. Hay que tener cierta predisposición al riesgo. A veces hay situaciones que te ayudan a descubrir tus límites, sucesos inesperados, que te dejan “a cuadros” y te ponen a prueba. Esto es lo que me pasó a mi. Internet me regaló hace ya tiempo una de las historias sexuales que seguramente recordaré “para los restos” y que le contaré a mis nietas cuando tengan la edad conveniente. Ese tipo de cosas que no te puedes creer que hayas hecho. Cosas que pasan “once in a lifetime” como se suele decir por ahí.

liguero

Pues veréis, conocí por Internet a un tío bastante guapo por lo que parecía en las fotos, un dibujante. En seguida empezamos a chatear, teníamos bastante en común. Le dí mi número, continuamos por el Whatsapp..hasta ahí todo normal Pero no. Al par de días me hizo la siguiente proposición: “¿Qué te parece si quedamos en mi casa directamente para follar? ¿Para qué andarnos con rodeos, que si cañas, que si cenas? Quedemos para acostarnos sin habernos visto antes. Atrévete y confía en mi”

Le dije que necesitaba un par de días para pensármelo pero no lo pensé mucho, al rato le dije que sí. Quedamos para vernos a los tres días aproximadamente. Durante ese tiempo no hizo más que mandarme mensajes muy explícitos que, francamente, hicieron que me pusiera cada minuto más nerviosa. “¿Qué quieres que te haga?” “¿qué juguetes quieres que utilicemos?” “¿te gusta el sexo anal?” Recuerdo que una de aquellas estaba con mis hijos en un Zara y se me cayó el teléfono al suelo del susto.

Llegó el gran día. Era domingo. Fui a comer con una amiga y le conté el percal. Me dijo que estaba loca, que cómo se me ocurría hacer algo así, que mira que te va a pasar algo, bla, bla, bla…

Aquella noche decidí sacar toda la “artillería pesada” para mi cita: corpiño, medias con liguero y taconazos. Siempre he sido muy peliculera y me fascinan esas escenas en el cine donde la chica se presenta en casa del chico desnuda bajo un abrigo de pieles. Ya que estaba decidí prescindir de la ropa y me planté una gabardina negra atada con un cinturón encima de la ropa interior. También me bebí un gintonic mientras me arreglaba. Hay cosas que no se pueden hacer sin tomarse una copa.

Al mismo tiempo, mis hijos pululaban por ahí. Recuerdo que tuve que llamar a una canguro. Siempre me llama la atención la cantidad de mujeres que hay en nosotras. Cómo una puede estar arreglándose como cuento arriba para hacer sabe Dios qué con sabe Dios quién y al mismo tiempo estar ocupándose de la cena de los niños.. Pues se puede, se puede. Y lo que es peor. Nunca se sabe quién es una en realidad, cuál de las dos.

Me despedí de mis niños con besos y abrazos, más de la cuenta (por si acaso) salí de casa y me monté en un taxi (pensando en qué diría el taxista si supiera que iba practicamente desnuda debajo de mi gabardina). Le mandé un mensaje a mi amiga con la dirección donde iba por si acaso no volvía, por si me descuartizaban o lo que fuera, cosa que muy bien podía haber sucedido. Se me pasaron fugazmente por la cabeza un par de titulares de periódico. Crucé los dedos para que en aquella casa no me esperaran siete albanokosovares con ganas de perversiones y sangre.

Llegué al sitio en cuestión y fue cuando estaba ya en el rellano de su escalera donde decidí hacer lo mejor. De perdidos al río -pensé-. Entonces saqué una especie de venda de raso de mi bolso y me vendé los ojos. Luego llamé al timbre. Con un par. Ni siquiera estaba nerviosa. Sólo expectante.

Unas manos me atrajeron hacia dentro de la casa, y en seguida unos labios bastante agradables me empezaron a besar. Era una especie de dúplex y había unas escaleras de caracol. Me quité la venda para poder subir las escaleras pero continuaba sin verle a él, que me guiaba por detrás, cogiéndome de la cintura. Toda la escalera estaba cubierta de pequeñas velas. Cuando llegué arriba, solo pude ver un tremendo ático con unas vistas impresionantes de Madrid y una cama gigante llena de luces como de Navidad esparcidas por encima. El tío se lo había “currado”. Continuaba sin verle ya que me volvió a vendar los ojos nada más llegar arriba. Ahí empezó lo bueno. Lo primero que hizo después de desnudarme fue echarme una cera caliente de una vela en la espalda. “Ya está -`pensé yo- ahora es cuando saca el cúter y chao”- No se si tenía más miedo o excitación o todo junto pero el cóctel era realmente explosivo. A cada minuto me preguntaba qué sería lo que vendría después.

No entraré en detalle de todo lo que me hizo, pero me hizo “de todo” durante dos horas, entre otras cosas atarme a las cuatro esquinas de su cama con una especie de arnés que ya tenía previamente preparado y utilizar conmigo el arsenal de juguetes que atesoraba. Todo sin verle la cara. Ni siquiera sabía cómo era más que por las fotos (y podía no ser el que yo había visto o haber siete más) pero por cómo lo hacía todo, era imposible que fuese feo.

Por fin me quitó la venda y apareció el tío más guapo que podáis imaginar. Aún más guapo que en las fotos. Me quedé lela. Acabamos nuestra maratón de sexo y en seguida trajo a la cama una botella de vino blanco helado y dos copas. Era un profesional de hacer eso, aunque me juró y me perjuró que aquella era la primera vez.

Me vestí y me acompañó hasta la calle. Cogí el taxi de vuelta aún perpleja con lo que había pasado, aturdida y sin creérmelo mucho. Fue la aventura sexual de mi vida hasta la fecha. Podía haber salido muy mal pero salió muy bien…

Al día siguiente me mandó algún whatsapp y me dijo que, para él, lo más excitante había sido ver, a través de su mirilla, como me vendaba los ojos antes de llamar al timbre.

Volví a verle una vez más, al par de semanas. Me invitó a comer, estuvimos charlando, volvimos a follar, pero ya no fue igual…ni de lejos. Fue un polvo normal, uno de tantos.

Hace muy pocos meses me pidió amistad en Facebook. Por supuesto le rechacé. Hay cosas que sólo se pueden hacer una vez.

¿Barbaridad o aventura? Un poco de las dos cosas pero yo, desde luego, no me arrepiento…¿Os atreveríais a hacer algo así?

Tinderbueno

30 Jun

Algún sociólogo debería de estar ya haciendo un estudio sobre la fauna del Tinder y la selva en la que se ha convertido esta aplicación que ya usan no se cuantísimos millones de personas en todo el mundo. Fauna en la que yo, por supuesto me incluyo de vez en cuando, generalmente cuando no tengo pareja. Como siempre he dicho, a mi nadie me habla en un Museo, en la cola del bus, o en el cine cuando voy sola...tampoco la “solución tipo madre” de cursos de fotografía de cocina o de lo que sea suele dar resultado para conocer “gente nueva”. ¿Qué nos queda? Tindear. Que es lo mismo que Guarrear. There is no way out. El celibato, que ahora que es verano, como que no.

tinder-app

Mi relación con el Tinder es, supongo, que como la de much@s de vosotros: de pseudoamor-odio infinito. Sabes que es una mierda pero no puedes dejar de usarlo. Te metes y te quitas jurando que nunca más volverás a entrar. Hay cierto placer hipnótico en pasar todas esas fotos a la velocidad de la luz. Sabes positivamente que nunca vas a encontrar ahí al amor de tu vida, ni si quiera al amor a secas, pero aún así te da igual. Normalmente los usuarios de Tinder se desactivan la cuenta cuando están hartos o no soportan el enganche pero muy pronto vuelven a “caer” otra vez…a ver si ahora hay suerte. Es como cuando nos desinstalábamos el Whatsaap para no acabar locos y a la hora nos lo volvíamos a poner. Esto va un poco igual.

En general creo que Tinder ha banalizado las relaciones y el sexo de una forma exagerada, algo que no pasaba con otras webs de ligar tipo Meetic, que eran como más “tranquilas”, más reposadas. En Tinder, todo es frenético y ante cualquier duda, inconveniente o molestia..Next Please! Que pase el o la siguiente. Es mover un dedo y te aparecen cinco más. ¿que quieres quedar para echar un polvo esta noche? Lo tienes. ¿Qué quieres una tarde de piscina? También. Todo se puede. Es el reino de las mil posibilidades y de los mil engaños.

tdy_ronan_tinder_150818

Prestando atención a esta herramienta te das cuenta de que la gente ya no quiere “una relación”, “un novio o novia” o “enamorarse”. Es que nadie sabe lo que quiere. Todos y todas dicen/decimos buscar “nada en concreto”, “lo que encuentre”…y esto se traduce en varias cosas, la primera y más importante: sexo fácil, que ya es mucho. Pero hay mucha otra gente que lo que quiere es llenar huecos (el hueco de la cama, el hueco del ego perdido, el hueco de la seguridad en uno mismo..del yo puedo hacer lo que quiera, yo puedo ligarme a un tío que este bueno, yo puedo con una de 18, el charlar a altas horas de la noche con cualquiera solo para matar la soledad y nunca más volverse a hablar, pasar las personas como si fueran cromos, sipi, nopi, sipi, nopi..sin importar qué o quién hay detrás.

Y luego está esa voracidad que generalmente es más frecuente en ellos de seguir atesorando más y más contactos no vaya a ser que mientras estoy viendo a esta o este (y ya estoy quedando con él/ella), haya otra u otro que me pueda gustar más, no vaya a ser que me esté perdiendo algo mejor…y así hasta el infinito y más allá.

Todo esto viene al caso porque en estos últimos tiempos me he encontrado en Tinder a algunos de los seres más raros y cutres de la galaxia (y quien escribe ya sabéis que tiene mil batallitas que contar) y todos se supone que “cultos” con estudios universitarios, profesiones que molaban y gente con mundo…pues fíate tú de la gente con mundo. Estoy llena de prejuicios pensando que un médico es mejor persona que un carnicero que uno que lee va a tratarme mejor que uno que solo sabe dar patadas a un balón, o que uno “viajado” va tener más conversación que otro que sólo ha salido de España para ir al viaje de fin de curso.. pero ahora todo esto lo pongo seriamente en duda. Cualquiera puede ser cualquier cosa.

Claro, que entre toda esa fauna está EL BUENO, o debe estarlo, por eso seguimos ahí, inasequibles al desaliento, buscando una aguja en un pajar.

Tinder_Age_Chart

Otra característica de tindear es que la gente aparece y desaparece, como el Guadiana. Tú te pasas una tarde hablando con un desconocido que quizás no te vuelva a dirigir la palabra nunca más, o de repente aparece uno al que le diste tu teléfono hace un año (como a mi hace poco). Eso contando con que no sea un programa informático que envía respuestas tipo robot (que ya los hay), porque este pavo, cuando le estaba mandando a la mierda se puso a decirme “adiós, eres maravilosa. Maravilosa” y yo; einnn??? ¡si no me conoces! En fin. Una locurita de vivir.

También es muy gracioso cuando te encuentras a tu ex novio (con las fotos que le has hecho tú ahí puestas y frasecitas que te dan ganas de coger una recortada), con ex-jefes, con vecinos, con rollos, con follamigos..Es la gran aldea global.

Mi amiga C. lo que hace es no poner foto y busca a personas que no tengan foto (que suelen estar todos casados, claro) así que cuando queda es una verdadera “cita a ciegas” en el sentido literal de la palabra. Con cada uno se inventa una vida distinta porque dice que es el único sitio en donde puede ser otra sin ningún problema. Con unos es casada, con otros soltera, se inventa hijos, profesiones…algo así como un juego de rol bastante divertido que estoy pensando en probar.

¿Veis esto del Tinder tan negativo como yo? ¿cuál es vuestra experiencia? ¿habñeis encontrado no ya “el amor” si ni algo medianamente decente?

Calzoncillos anti-climax

9 Jun

Este es un tema del que nunca habíamos hablado aquí pero con el que me como mucho el coco porque no me lo explico. Se trata de los calzoncillos que ahora llevan todos los hombres casi sin excepción. Esos que se denominan “boxers” y que quedarían genial a un modelo de 25 años con un paquete de impresión, que le sientan de escándalo a Beckham, pero que quedan ridículos en según que cuerpos y en según que edades.

davidbeckhamjustinbieber

Da igual que te salgan tres flotadores de lorzas por el elástico o que tengas culo carpeta o un pene tipo gusano de seda. Eso es lo que todos se ponen sin excepción. ¿No se miran al espejo? Porque nosotras cuando nos vamos a comprar ropa interior nos preocupamos de que sea bonita, de que sea sexy, de que siente bien….pero ellos cuando se ponen delante del espejo con todo embutido en esa especie de bragas ¿qué pensarán? ¿si les hace o no el suficiente bulto el paquete?

Os juro que no hay hombre con el que me haya acostado en los últimos años que no llevara ese horror, a excepción de uno. Chicos, esos calzoncillos no ponen. Más que “poner” a mi me dan ganas de salir corriendo. Siempre (sin excepción) tengo que mirar a otro lado cuando el tío en cuestión se quita el pantalón (no digamos ya si se lo tengo que quitar yo)

Imaginaos un hombre guapísimo, súper sexy con una conversación inteligente, bien vestido (no digo que a mi me haya pasado, digo que os lo imaginéis) y de repente se desnuda y hale, “todo el agua pa el sembrao” ¿es necesario realmente todo es apretamiento de culo y de “paquete”? ¿de esa manera tan evidente? ¿Alguien se imagina a Cary Grant o Jeremy Irons llevando eso, por Dios?

JamieDornanforCalvinKleinLookbook

Os digo que para mi es el anti-climax, ni que decir tiene que se multiplica por cinco, cuando el boxer en cuestión es naranja, rojo, verde, Mi líbido pasa a menos 100. Benditas almohadas con las que taparse la cara.

Es algo así como un tanga de hilo dental en una tía. Hay que saber cuándo llevarlo (y si puedes llevarlo). Porque sea ropa interior y no se vea no significa que te vaya a quedar bien. Si tienes la edad y el cuerpo de Irina Shayk, provocarás un paro cardiaco a tu pareja pero si tienes 45 y bastante que esconder igual también provocas un paro cardíaco pero por otros motivos.

00104346114616____1__516x640

¿Y cuáles me gustan a mi? Pues lo que más me gusta es que vayan sin calzoncillos sobre todo si es verano y llevan vaqueros pero si no hay más remedio que llevarlos, prefiero los calzones de toda la vida, de cuadritos, de rayitas, que ya nadie usa y que los hombres dicen que son súper incómodos porque las cosas se les mueven de un lado a otro. Y más ahora, cuando ya nadie los lleva. Es toda una declaración de intenciones. Es, simplemente, negarse a ser vulgar.

¿Qué pensáis de esto? ¡Por favor decidme que hay algún alma humana que piense como yo!

Cepillos de dientes olvidados y regalos chungos

16 May

Un amigo siempre me dice que alguien debería escribir sobre los cepillos de dientes de los ex olvidados en los vasos de nuestros cuartos de baño..esos que han sido testigos de polvos salvajes frente al espejo y que acaban siendo tirados a la basura con furia cuando la relación se acaba y de repente vuelves a ver tu cepillo solito un poco inclinado hacia la derecha y ya amo y señor del vaso junto con la pasta.

svartsjon-vaso-cepillo-de-dientes-turquesa__0380918_PE555781_S4

Todo empieza y acaba con un cepillo de dientes. Cuando alquien lo planta en tu baño (siempre es de agradecer que antes te pidan permiso) la cosa es seria. Se va a quedar más veces. Cuando lo tiras parece que también es cosa seria, aunque no es la primera vez que compro dos cepillos para una misma persona. Estoy por hacerme con uno que valga para todos y así ya te ahorras todo el trasiego. O uno eléctrico con recambios y así ya está. Cada tío un recambio y aún encima parece que le has comprado un cepillo eléctrico a cada uno, que siempre da mejor imagen.

Voy a hacer un “wellcome pack” consistente en cepillo de dientes, sábana bajera, toalla y calzoncillos de repuesto…y que al salir lo dejen todo en un cubo (y si pueden que me dejen las sábanas cambiadas)

De mi última relación solo me quedó eso: un cepillo de dientes, que por supuesto arrojé con saña a la basura como si fuera un dardo cuando llegó el momento. No había nada más. Es sorprendente lo poco que tenemos a veces por casa de las personas que han significado algo en nuestra vida. Mejor, así no hay nada que devolver. Generalmente ya se lo van llevando todo antes de forma muy sutil, sin que si quiera tú te des cuenta.

¿Y qué me decís de las cosas que se quedan en casa de la gente? Luego hay que pedirlas y viene el momento ese “bolsa de basura” en la que tu ex, con cara de culo, que ya está follando a otra, viene con tu ropa, cuatro libros, un maquillaje y una colonia medio vacía a devolverte tus pertenencias que suelen ser más bien cutres. Nunca hay camisones de La Perla ni bolsos de Chanel. Eso sí te las devuelven y no acaban en el cubo de la basura. Por que cuántas veces decimos ese tipo de cosas como “no quiero nada. Métetelo todo por donde te quepa, con tal de no verte el careto más quédatelo todo etc etc”. Cuantísimos libros he dejado yo tirados por ahí Dios mío, tantos como bragas y cepillos de dientes

Os digo una cosa: la importancia de una relación viene marcada por los regalos que te han hecho y por las cosas que esa persona ha ido dejando en tu casa. Por ejemplo, mi última relación ya os digo que tenía solo un cepillo de dientes y las llaves de su casa (esas se las llevó como una semana antes de terminar) No había ni rastro de otra cosa, ni una camisa, ni un libro, NADA.

Regalos-hechos-a-mano-para-novios-1

Y los regalos que me hizo pues bueno, el último fue un bolso de plástico tipo secretaria, imitación Kelly de Hermés, que básicamente le tiré a cara. Fue su primer regalo de Reyes. A mi siempre me ha gustado la gente que se curra lo que regala, independientemente del valor material ….ese tipo de gente que te escribe cualquier cosa en una servilleta o te arranca una flor del campo. Hay muchos tíos que creen que los regalos se compran solo con dinero y no...los regalos se compran con amor y ganas básicamente. Es ese tipo de gente que te regala cosas de Ikea ¿perdona? Vas a comprarme EL REGALO al lugar donde compra el 99% de la población no ya de España, si no mundial? Eso que has pensado para mi es algo que ya hay en 5 millones de casas? Ajá. Se ve que soy súper especial para ti..”Es que lo necesitaba” ¿y desde cuándo un novio o amante ha de regalar cosas “necesarias”? ¿son necesarias las flores? Pues no, pero molan!

Y ya, ya sabemos que lo importante no es lo material, y hay que ver que materialista que eres y blablabla…sí, si lo que quieras, está muy claro que el mejor regalo eres tu amor mio, pero a mi los regalos me gustan, y los regalos materiales también, y si son grandes y caros también.

regalos-hechos-a-mano-para-mi-novio-en-san-valentin

Otros regalos míticos en mi vida fueron un jamón cinco Jotas por San Valentín (que me duró más el jamón que el novio..una vez enviado el jamón con un lazo al trabajo se lo llevó y me lo devolvió loncheado al vacío y con los huesos en una bolsa). También recuerdo unos libros que me regaló mi ex-marido para Reyes titulados “Manualidades con pajitas” y “Manualidades con tubos de cartón”para que los hiciera “con los niños”. No le dejé de milagro. Precisamente él fue quien también me hizo el regalo más surrealista de mi vida, que era además el primero que me hacía. Primera Nochebuena juntos, a los pocos meses de conocernos. Él y yo solos. Abro mi regalo y son unas bolas chinas en un estuche de raso. No de las de meterse por el coño, no (lo hubiera entendido más) unas bolas de esas de darles vueltas en la mano. Me quedé perpleja y yo creo que él también al ver mi careto.

Yo para eso prefiero en plan antigua usanza, que me den un billete de 100 “para que te compres lo que quieras, chata” (es broma) o un cheque- regalo del Mercadona.. Dentro de poco podríamos regalarnos la “Renta 2016 en un cheque-regalo” o por qué no, el recibo de la luz en tarjeta regalo o la depilación láser de las ingles….

ideas-san-valentin-

Pero para regalos, los regalos vivos. Hay que tener cuidadín con lo que se regala a los ex. Miradme a mi que le regalé una gatita siamesa monísima a mi ex, con apenas unos días. La criamos a biberón. Una monada. Hace poco, una vez acabada la relación, recibí el siguiente correo: “¿La gata la quieres o la regalo?” Y es que hay gente que con tal de borrar todo rastro de tí está dispuesta hasta a abandonar gatitos….

Hace poco alguien me dijo que estaba con la mujer de su vida y que pronto sería su cumpleaños “¿Y qué le vas a regalar? -pregunté yo- y él dijo: “El aire acondicionado para su casa” contestó. No hay más que hablar. Seguro que duran para siempre jamás y se aman a la temperatura ideal. Ni frío ni calor.

¿Tenéis suerte con los regalos que os hacen vuestros novios/amantes? ¿y qué me decís de los restos del naufragio? ¿qué se dejan en vuestras casas o qué os habéis dejado cuando una relación se acaba?

Feliz día de la madre desastrosa

30 Abr

Perdonad, niños míos por tener esta madre tan desastrosa

Por gritaros cuando otra cosa me ha puesto de mal humor

Por salir siempre yo bien en los selfies y dejaros a vosotros en una esquina

Por no ser muchas veces lo primero en mi vida…ni lo segundo, a veces ni lo tercero

Por contaros mi vida y explicaros mis cosas como si fuerais mayores, como si me entendierais

Por decir tantos tacos por beber tantos vinos..

nostalgia_dia_de_la_madre_fotos_antiguas_madres_e_hijas_135987185_800x

Por daros a veces zumo de bote por no exprimir las naranjas, por daros Yatekomo cuando no me apetece hacer la cena, por daros un beso cuando no me apetece educaros

Por coger dinero de vuestras carteritas de niños cuando me quedo sin pasta, aunque luego lo devuelva

Por llegar tan tarde cada día

Por sentirme a veces tan mala madre como Scarlata O’Hara con Bonnie y por recordar otras tantas la frase que le dice Rett (Hasta una gata sería mejor madre que tú)

Por olvidar vuestras citas con el médico..por no saber cuándo ni de qué estáis vacunados

Por no saber vuestro grupo sanguíneo

48536553

Por no tener ordenadas todas las fotos y vídeos de vuestra infancia..puede que las haya perdido

Por no recordar vuestra primera palabra

Por no escucharos a veces cuando recitáis vuestras poesías, cuando cantáis vuestras canciones…

Por no cortaros las uñas de los pies y las manos, por ver como salen vuestros deditos por los agujeros de los calcetines

Por tener el armario a reventar y a vosotros compraros tan pocas cosas (total, sois niños)

Por no tener en casa tiritas, agua oxigenada, caja de herramientas, reflex, coca-cola…a veces ni leche)

Por no llevaros bocatas de chorizo a la puerta del colegio ni tener nunca kleenex ni botellitas de agua en el bolso

Por aburrirme y hablar por el móvil en vuestros partidos de f’útbol..por perderme todos los goles

Por ser más vaga que vosotros para hacer los deberes

images

Por no aguantar las tres horas del Monopoly ni saber jugar a nada (ni ganas)

Por presentaros a todos mis novios, algunos de ellos impresentables

Por toda esa ropa arrugada

Porque me da realmente igual que os lavéis una o cinco veces los dientes al día

Por no obligaros a leer, ni a ver películas ni a nada

Porque más que llevaros yo a vosotros me lleváis vosotros a mi

Por pasárnoslo tan bien

 

Quiéreme como yo necesito, no como a ti te de la gana

28 Mar

Después de tener varias relaciones más o menos serias, podría decir que me he topado con dos tipos de personas, aquellas que cuando quieren se dan por completo y se esfuerzan por hacerte feliz todos los días de una relación hasta que ésta se termina  y aquellas para las que el amor es un alimento solamente para ellos y por lo tanto es estacional e intermitente. Te harán feliz si ellos sacan tajada de ello, si en ese momento necesitan el “subidón” del amor y nunca te darán lo que realmente necesitas ni quieres ni esperas, por mucho que lo digas…puesto que es algo que quieres tú, no ellos.  Siempre verán la pareja como un juego de uno: el de ellos. Si te adaptas a su  ritmo el partido sigue, si no, se acabó. Esas personas son terroristas sentimentales  que juegan con tus sentimientos al pin-pong.

images

Cuando les viene bien y les conviene y tengan tiempo y ganas de quererte o dedicar a la relación, lo harán y esperarán de ti lo mismo. Pero también vendrán tiempos en los que otras cosas ocuparán su mente y simplemente dejarán esa relación de lado..no hay tiempo para todo y ya se sabe que dos cosas a la vez no se pueden hacer.  Ahora te dejo aparacado/a que ya te retomaré más tarde si veo que tal….como tú estés me trae sin cuidado, por mucho que me lo digas. Parecería que esa gente solo te quisiera cuando no tiene otra cosa más interesante que hacer. El amor es dar pero también es exigir: exigir una cierta constancia…que no te cojan y te dejen cuando convenga y que no te quieran o dejen de querer según sople el viento o las condiciones atmosféricas. Todo el mundo pasa por malos momentos, pero hay que saber distinguir cuando un “mal momento” dura más de la cuenta.

Frecuentemente hacen esto las personas muy intensas, esos que te quieren 100 y luego te quieren -10. Pues bien, prefiero que me quieran siempre 50, pero siempre…Como decía el otro, “quiéreme menos, pero quiéreme mejor”

A la gente no se la quiere como a uno le da la gana y “te quiero” no es una palabra mágica que abre todas las puertas..

Cuando pasa esto, a menudo uno de los dos, el que lo sufre, se convierte en un ser en perpetua demanda de amor y de atención. “dame lo que antes me dabas, quiéreme, follame, atiéndeme, estáte conmigo..es decir nos convertimos en mendigos de migajas de amor con muy poca dignidad. El  efecto conseguido es exactamente el contrario: las quejas  y la continua demanda exasperan al otro hasta tal punto que si ya te quería poco, ahora vas a conseguir el gallifante de oro: que te quiera aún  menos y te eche la culpa a ti de todos vuestros males. No te da y tu te quejas y como te quejas, te da menos todavía y tú te quejas aún más hasta que todo haga bum.  Y lo que es peor, te tiendes a echar la culpa, “en realidad soy yo” y disculpas a la otra persona siempre…

3004516-Goth-or-Emo-girl-with-a-broken-heart--Stock-Vector

Pero ¿deberíamos rogar y pedir que nos quieran o deberíamos simplemente darnos la vuelta y marcharnos? ¿por qué conformarnos con algo que igual para otros vale pero que a nosotros no nos hace felices? ¿Hay que conformarse con lo que nos den o tenemos derecho a pedir lo que creemos que nos merecemos?

Igual que una planta de interior, en el exterior se muere, no vale con regarla, igual es con algunas personas: uno cuenta al otro sus deseos, sus expectativas, hace planes, quiere cosas, espera otras cosas y el otro en vez de tener en cuenta todo esto solo se tiene en cuenta a sí mismo ¿os suena?  Y cree que con decir “te quiero” se arreglan todos los males. Eso me suena a las mujeres maltratadas a las que les dan de ostias y luego les dicen que las quieren..y ellas se conformar con esas migajas antes de la siguiente paliza..salvando las distancias a veces es así con las relaciones…estamos en continua necesidad de cosas que no tenemos y nos contentamos con una caricia en la cabeza y un te quiero de refilón para volver a empezar llenas de ganas hasta darnos de bruces con la siguiente decepción.

Una de las cosas que más me ha descolocado siempre es el cambio de registro de algunas personas: del amor más loco a la frialdad más absoluta. De andar muertos de amor follando por las esquinas se pasa a ser una especie de ser transparente al que solo se le dan caricias en la espalda como si  fueras un Setter irlandés.  Cuando preguntas ¿pero qué pasa? A menudo dirán: ¿qué pasa de qué? Así es el espejismo del amor.

Esas personas seguramente quieran al otro y sus sentimientos sean sinceros, Es sencillamente que no saben querer bien, igual porque nunca han aprendido. Les dices lo que te pasa, lo frustrada que te sientes por eso que ya no te dan y te dirán: “voy a cambiar, voy a intentar comportarme de otra forma” pero después ni ellos mismos se paran a pensar qué tienen que cambiar, se olvidaron de pensarlo, simplemente no les importa, no dedicaron ni cinco segundos de su tiempo a pensarlo.

original

Hay algunas señales inequívocas de que una relación está ya en las últimas y hay que coger el bolso y las bragas y marcharse:

 

-Cuando te sientes transparente..es decir, cuando te paseas en tanga o tetas delante de sus narices y no ven ni el tanga, ni las tetas, ni siquiera te ven a ti. ¿Cuándo un culo deja de ser un CULO para convertirse en un culo?

-Cuando aunque duermas con ellos, parezca  que duermes sola, uno en Lima y otro en Pernambuco.

-Cuando ya no hacen ningún tipo de referencia a tu aspecto..al hilo de esto de ser transparente.

-Cuando les preguntas si te quieren como antes, y te dicen que claro que no..en vez de claro, mucho más…

-Cuando dejan de tener detalles contigo. De las flores, de las cosas de antes se pasa a otra muy distinta: nada..Ni siquiera te traerán un Muffin cuando salgan del Starbucks, no te emociones. No esperes algún detalle después de una discusión. Eso no sucederá. (y no estoy hablando de cosas que cuesten dinero)

-Cuando ya no te sientes especial. Una de las ventajas del amor es que te hace sentirte la persona más especial del mundo,  pero cuando el amor se acaba tu autoestima está por los suelos. No solo no te ven especial si no que tú misma te empiezas a ver vulgar.

-Cuando de hablar de ti, de él y de vosotros se pasa a hablar de rutinas, vida cotidiana y trabajo.

-Cuando te dejan y te vuelven a coger mil veces, como si fueras un comodín..ahora sí, ahora fuera.

-Cuando no son capaces de decirte con palabras lo que sienten por ti, o les preguntas por qué te quieren y no tienen ni idea…porque sí, porque estás ahí., porque “eres guay”.

-Cuando ya no te quieren follar y también eso lo tienes que pedir. Cuando suena el despertador y con los diez minutos de sobra prefieren plancharse una camisa a que les hagas una mamada (ya hay que ser gilipollas)

-cuando ya no se hacen planes de futuro juntos..y lo máximo que planificas es de la mañana para esa misma tarde

-Cuando no te dan besos con lengua..esto de la lengua es una “prueba de fuego”.

-Cuando te llaman por teléfono desde el báter (sí, si, mientras están cagando)

-Cuando ya no te dicen nunca que te echan de menos, o que te quieren ver o que piensan en ti…y cuando se lo dices, te dicen que “ya no tenemos 15 años”

-Cuando después de follar les preguntas ¿en qué piensas? Y te dicen “en lo que tengo que hacer hoy”

-Cuando tienes la sensación de que cada vez que quedáis  o viene a verte es como si te hiciera un favor y que cada llamada que te hace (a la misma hora) estuviera establecida en una agenda.

 

Cuando el amor se convierte en eso…¿dónde está el amor? Como dice una amiga de mi madre, estoy empezando a pensar que quizá la culpa es nuestra, que le damos demasiada importancia a las relaciones. Un hombre es un complemento maravilloso, como un bolso u unos zapatos. Lo importante es el vestido, siempre.

 

 

Paren el mundo, que yo me bajo

18 Ene

Poco antes de Navidad tuve la mala o la buena fortuna de atravesar por mi segundo despido en cuatro años. Mi empresa me tenía preparado ese regalito para amenizarme la Navidad, que últimamente estaba poniéndose aburrida. Menos mal que luego tocaron 100 pavos en la Lotería del curro. Me dieron para un par de sesiones de acupuntura post-trauma y quizá me quede “un piquito” para echarme las cartas y así descubrir cuál será el próximo sitio de dónde me van a largar.

mafalda-ganar-aprender1

Un consejo os doy: si es viernes y en vuestro teléfono veis que os llama una persona llamada “sala de reuniones”, desmayaos, id a hacer pis o decir que estáis de asuntos propios. Siempre soñé con que me despidieran estando de asuntos propios o de vacaciones. ¿Puedes venir a la sala de reuniones un momento? No va a poder ser porque estoy aquí en Bali…¿es algo urgente? Es que me pillas en un kayak.

Normalmente a mi esto siempre me pasa de la misma manera: compro un billete a algún sitio lejano y ese mismo día o al siguiente, a la puta calle…¿Quieres vacaciones? Pues las vas a tener criatura. Tantas que te vas a jartar. Yo creo que ya lo hago a posta para que me pase eso..debe ser el karma. Lo cierto es que la última vez que me sucedió me había comprado esa misma mañana un billete a la India y esta vez la noche anterior me había comprado un billete a Japón, nada más y nada menos. Un sitio ideal para ir cuando te quedas en paro, muy baratito. De hecho los parados comen sushi a diario y se mueven en tren bala. Tengo que recordar electrocutarme si alguna vez tengo otro trabajo serio y se me ocurre comprar un billete de avión.

wpid-2012-12-20-00-12-38

La primera vez que me pasó pensé que la culpa era mía; Me sentí como una mierda. Me quería morir. Esta vez se que, en una parte muy importante, el problema es de las empresas, o digamos del “sistema”. El término de “clase trabajadora” no es un término demodé como mucha gente cree si no que cobra ahora más sentido que nunca. Un trabajador no es alguien que sólo produce para que otros ganen es alguien que tiene también necesidades y derechos además de que le pongan delante de un ordenador y cobrar la nómina. Los ‘trabajadores´ vivimos desde la crisis en unos niveles de sumisión, mansedumbre y miedo más propios de la revolución industrial o de la época feudal. Es todo un poco estilo Zola. Todo el dia acojonados por si te ponen en la calle y casi siempre amenazados de forma directa o indirecta por los jefes y jefas que deben pensar que coaccionados, presionados se trabaja más mejor….”hace mucho frío fuera” dicen…

y Ay del que se salga del rebaño y renuncie decir “si wanna” a todo, porque ese o esa ya sabemos donde acaba: en su casa haciendo Macramé. Así es cómo va..en los peores y en los mejores trabajos, en los que se gana mucho y en los que se gana poco. Le pasa al peón de una obra y al director de la multinacional. Si lo quieres lo tomas y si no, ya sabes donde está la puerta. Esto es 24/7..hasta que no haya ni 24 ni 7, ni nada.

images

Y cuántas veces nos gustaría coger la puerta o sacar una recortada o bazoka del bolso, en ocasiones hasta valdría con un cutter, pero no podemos porque además de ir a Alcalá Meco, se nos queda cara de hipoteca, de Mercadona, de recibo de colegio. There is no way out amiguitos. O lo tomas o lo tomas. O lo tomas o tu vida se desmonta. O casi mejor la desmontas tú y empezamos desde el principio, pero para eso te tienen que obligar.

Siempre pensé que en vez de expendedores de cafés y bollos en algunas oficinas –y ya que las drogas están prohibidas- deberían poner expendedores de Lexatín, Valium o incluso salas de follar…donde alguien pudiera echar un polvo (lo malo es con quién) cuando estuviera tensionado. Podrían pagar a alguien para estar allí puesto, esperando. Cada vez le doy más importancia a venir follado de casa…casi más importante que venir duchado o desayunado. Comer bien y follar bien (o simplemente follar) solucionan mucho.

El caso es que no se por qué aquella noche aciaga se me dio por comprar este billete para irme a Japón con mis hijos…me dio como la locura de comprarlo (debía estar bebiendo vino Hacendado) y me levante toda contenta en plan; ¡Niños, nos vamos a Japón! ¡viva! ‘Viva!Poco sabía yo que en vez de a Japón a donde iba a ir es al INEM, más o menos tan rápido como en tren bala.

Mafalda mas alla de Mafalda

Después del trago que es que te pongan en la rúe y que es bastante parecido a como pasa en las pelis (pero sin George Clooney despidiéndote) viene el no menos trago de llegar a casa y decirle a tus hijos lo que ha pasado. Entonces llegan las preguntas. La primera fue: ¿Entonces no vamos a Japón? La segunda fue: ¿me vas a sacar del colegio? La tercera fue ¿ahora somos pobres? La cuarta fue ¿te van a quitar el Iphone 6? La quinta fue entonces como ya no tenemos que ahorrar para Japón ¿nos podemos comprar la Play 4?

Luego está la “estigmatización” social que supone quedarte en paro, salirte de la rueda. Pasas a ser una especie de “apestado social” sobre todo si has tenido buenos trabajos y te mueves en ciertos círculos de clase media, o que le va bien en la vida. Si no tienes trabajo “algo te pasa” si no tienes trabajo eres “vago”, “conflictivo” “pregúntate por qué te pasó eso ya varias veces”, en suma: un pobre desgraciado que ya no briila, que ha perdido lo que tenía porque no ha sabido mantenerlo. Ni más ni menos. Se da por hecho que el problema es de la persona, no de la empresa o del sistema.

El que te pongan de “patitas en la calle” también es un buen método de aprendizaje ( a ostias, eso sí)...te das cuenta de que en el trabajo rara vez se tienen amigos (sí sí por muy increíble que a veces parezca), que una vez que te has ido ya no existes. La primera vez duele. La segunda ya lo sabes, lo esperas y hasta lo agradeces, ya que es buena manera de olvidar. A otra cosa, mariposa.

11917975_497469290413640_1442640772_n

Rara es la vez que alguien anuncia su despido en Facebook, twitter o Instagram..Nadie quiere causar pena o compasión, menos aún cuando tu trabajo molaba. Cuando estás buscando un nuevo empleo, no es conveniente decir que te han despedido, hay que decir “salí de la empresa” “ya no trabajo ahí” “negocié una salida”..todo patrañas. Como digas la verdad, olvídate de conseguir curro. ¡Cuánta hipocresía! Nuestra vida es tan mega-guay que hasta nosotros nos creemos nuestras propias bolas..¿qué pasaría si subiéramos una foto en Instagram recogiendo las cosas de tu cajón en la ofi” con un mensaje como recogiendomis cosas, holaparo, penitadeirme…

La gente que trabaja ( o sea yo hace un mes) tiene la visión de un parado como un ser deprimido y angustiado en pijama o albornoz, del sofá al ordenador, del ordenador al sofá, del sofá al Lidel con el papel de ofertas en la mano, en chándal, sin arreglarse, tomando café y fumando…Nada más lejos de la realidad, o por lo menos de mi realidad. Nunca hice tantas cosas y con tantas ganas que desde que se que ya no quiero más de lo mismo. Sí me he permitido un par de lujos como volver a meterme en la cama después de dejar a los niños en el cole un lunes lluvios o irme a desayunar chocolate con churros a San Ginés (y que no haya cola), algunos paseos…Pero mi mayor lujo en este mes como “parada” es darme cuenta de que ya no quiero más de eso para mi. Si, si, justo como Mafalda: paren en mundo que yo me bajo. Me bajo. Ya me he bajado. Como dice ese gilipollas de Mr Wonderful si el plan no funciona, no cambies la estrategia, cambia el plan.

mafalda_1

Cuando perdí el trabajo la primera vez quería abrir una tienda de tartas. Esta vez quise abrir un asador de pollos… ¿y qué más da? Trabaje como editora de moda, en una revista del corazón o partiendo pollos con una tijera el lunes voy a desear que llegue el viernes. Pero lo mismo partiendo los pollos yo decido cómo y cuántos y con que cuchillo los parto, y como si lo quiero hacer con una espada Toledana…ya veré yo porque mandaré yo. Y no tendré que contestar a nadie “si wanna”, más que a la menda lerenda.

Quizá fuera mejor cerrar los ojos, pensar cómo nos vemos dentro de diez años e ir a por ello. Si no podemos ir a saco, sí encaminarnos hacia ello poco a poco. A veces estamos tan alejados de nuestros sueños que parece que estamos en una pantomima o ensayo general en vez de viviendo nuestras propias y preciosas vidas.

Nunca me hubiera ido de mi trabajo voluntariamente (no porque no me apeteceriera, no lo hice por dinero) pero ahora se que es lo mejor que podía haberme pasado. ¿sabéis por qué? Sencillamente porque no era para mi, aunque me daba el dinero para vivir bien. Eran ocho horas perdidas de las doce que paso despierta. Si el dinero es un bien preciado el tiempo lo es aún más y la felicidad y la tranquilidad ya ni te cuento. Cada uno tenemos el mando de nuestra vida y la capacidad de cambiarlo todo o no cambiar nada. Que aquí no hay segunda vuelta. La vida no es sesión continua. No se puede volver a ver la peli pero si puedes salirte a por una coca-cola y volver a entrar. La peli es ahora y sobre todo, lo mejor no se sabe si está por llegar o quizás lo mejor ya ha pasado.

Qué sabe nadie, como decía el otro.